Una vuelta al orígen
Ford Mustang GT Concept
Indudablemente, el Ford Mustang Concept GT es uno de los autos más imponentes del Salón de Detroit 2003. Pergeniado sobre una plataforma del Thunderbird y dotado de elementos de diseño ancestrales, este coche podría estar anticipando el modelo 2004.
Una de las sorpresas del Salón de Detroit 2003 es el Mustang GT, un concept car que adelanta el futuro inmediato del mítico modelo de Ford. El Mustang cuenta con 40 años de historia y en esta oportunidad –a través del concept GT- muestra un perfil muy aguerrido, en el que no se puede ignorar la influencia del romántico modelo ´64.

Imponente, beligerante y magnífico, casi perfecto, así se ve este coche concepto que el equipo de diseño de Ford Motor Company trajo a esta nueva edición del salón más importante de los Estados Unidos.

El auto es inconfundible. Sobre la sección frontal se sitúa parte del “código genético” de aquel modelo que inauguró la exitosa saga: el diseño de las ópticas y la disposición de la parrilla dejan bien claro que este nuevo coche va en búsqueda de la inocencia perdida en tanto tiempo de vida.

La carrocería de casi tres volúmenes –montada sobre la plataforma de un Thunderbird- se destaca por mostrar una línea de cintura bastante elevada en todo su recorrido y unos trazos muy sencillos que le insuflan nerviosismo y mucha presencia al perfil de la máquina. Los pasarruedas sobresalen del aparato y en la parte inferior de las puertas emergen unas impresionantes tomas de aire, que finalizan sobre las ruedas traseras, rodado 20 al igual que las delanteras. Nótese en el encuentro del techo con la cola un notable parecido con los Mustang Cobra de los ´60.
 


Sobre la sección posterior se emplaza un par de acrílicos, que abarcan casi en su totalidad el espacio existente entre la terminación de ambos guardabarros. Esta serie de concepts se presentan en versiones coupé fast-back y convertible.

El sobrio interior del concept GT combina una tapicería en cuero rojo con un fondo plateado y apliques color aluminio en el instrumental, el volante y la consola en la que se ubica la palanca de cambios, notándose en cada detalle un orgulloso estilo retro. Predominan, de manera evocativa, los relojes redondos tanto para el velocímetro como para el cuentavueltas y los indicadores de temperatura, nivel de combustible, etc.
 

Un V8 turbo intercooler de 4.6 litros y 400 CV se encarga de mover esta obra de arte de la industria automotriz norteamericana a través del eje trasero, algo tradicional en la gama Mustang. El modelo fast-back posee una caja manual de seis marchas, mientras que la versión “a cielo abierto” utiliza una automática de cinco velocidades.

El relevo del actual modelo podrúia llegar en el año 2004, aunque es casi seguro que la próxima generación del "pony car" de los Estados Unidos contendrá muchos rasgos del concept GT. Millones de fanáticos lo estarán esperando.

Ver mas...

 

 
Los autores de ENFIERRADOS.COM.AR no son responsables de las ideas y opiniones expresadas en el Forum y Chat.
Como asi tambien no se responsabiliza de actos o hechos personales ajenos a nuestro Staff.
 

 Design by Air Design
Copyright © 2000-2006 enfierrados.com.ar - Todos los derechos reservados